Escucha esta nota aquí

Es una de las vagonetas más populares en EE.UU., muchas veces la vimos también ser protagonista en las películas de Hollywood, año tras año, generación tras generación sigue continuando su espíritu aventurero y su equipamiento cada vez más tecnológico pero el nombre sigue el mismo.
Bajo el principio de Henry Ford, la tecnología desarrollada en las carreras tiene que llegar también a los consumidores finales, la nueva Explorer sigue este fantástico concepto. No olvidemos el motor, un fantástico V6 de 3.5 litros de 290 HP y una transmisión de 6 velocidades secuencial
con palanca a mariposa también. El sistema Advance Trac con RSC advierte al conductor cuando el vehículo tiende a salirse de su trayectoria
involuntariamente, el control electrónico de estabilidad en ese momento ayuda a mantener el vehículo en su carril y reduce, de manera automática, el torque del motor transfiriendo más fuerza a los frenos. De hecho, es en una situación de “emergencia” que se ve la calidad de un vehículo, que apunta a reducir los daños primeros a los ocupantes y al vehículo después. El sistema BLIS (Blind Spot Information) advierte el conductor en  condiciones de tráfico cruzado y cuando los vehículos procedentes de atrás se encuentran en un punto ciego. En estas condiciones el sistema
advierte al conductor mediante un icono que aparece en los espejos laterales, que en condiciones normales no puede ser detectado por la vista.
Otra función muy importante es el Control Crucero Adaptativo donde los sensores detectan el tráfico a baja velocidad, el vehículo también reduce la velocidad y cuando el tráfico se ha despejado, el vehículo reanuda la velocidad establecida. El nuevo Ford Explorer implementa la tecnología SYNC, mediante el cual es posible activar diferentes funciones solamente utilizando ciertos comandos de forma verbal. Efectuar llamadas telefónicas, buscar el nombre en la rúbrica, subir o bajar el volumen del estero, subir o bajar la temperatura del aire acondicionado. Por último, el sistema Active Park Assist, una función muy requerida por todos aquellos conductores que hace tiempo dieron el examen de manejo y que parquear a un costado de la calle ya se volvió un “problema”. Presionando un botón el computador de bordo ayuda a aparcar el vehículo mientras el conductor solo tiene que controlar los pedales.