Escucha esta nota aquí

El Policía José Luis Quispe falleció ayer luego de que un grupo de pobladores de la localidad de Tacacoma se enfrentó al contingente de uniformados que había llegado al lugar para ejecutar una orden de allanamiento contra una mina de oro en Ananea, provincia Larecaja de La Paz, mientras que otros cuatro de sus camaradas fueron tomados como rehenes, informó anoche el Gobierno.

La Red PAT daba cuenta la mañana de este martes, que hasta la ciudad de La Paz llegaron cinco policías heridos que fueron ingresados en una clínica de la urbe paceña en donde se recuperan de los golpes que recibieron en la refriega. 

El Ministerio de Gobierno emitió un comunicado, en el que advierte que ayer “el sargento de Policía José Luis Quispe de la Cruz perdió la vida cuando comunarios del municipio de Tacacona atacaron a un contingente policial que llegó hasta el lugar para dar cumplimiento a una orden judicial por avasallamiento a la mina de oro de la comunidad Ananea”.

El documento señala que “el ataque fue perpetrado pese a que la Policía informó a los comunarios su intención de realizar una labor persuasiva y preventiva” en el lugar. “Los agresores tomaron cuatro efectivos policiales como rehenes”.

El Ministerio de Gobierno “denuncia este atentado criminal contra las fuerzas del orden y advierte que actuará con firmeza y aplicará todo el peso de la ley contra quienes perpetraron este delito”.

La Red Bolivisión reportó que el domingo por la tarde, el contingente policial partió desde la ciudad de El?Alto, y luego de lo ocurrido, otro grupo de uniformados se dirigió hoy hasta la zona del conflicto, cercana a Sorata. El ejecutivo provincial de Larecaja, Guillermo Gironda, señaló en contraparte que hace tres meses vecinos de Ananea desalojaron a la cooperativa Rosario.

“Ahora, los cooperativistas quieren retornar apoyados por la Policía. Los comunarios no lo permitirán. Hay policías retenidos, pero también hay tres comunarios detenidos por la Policía. Esto se agrava”, dijo