La Contraloría de Oruro se encontró con varias sorpresas al realizar la anotación preventiva de los bienes del alcalde de Oruro, Edgar Bazar, en el marco de la investigación de las mochilas chinas. La autoridad procesada por contratos lesivos al Estado no tiene ningún bien inmueble a su nombre, no emplea bancos para guardar su dinero y apenas se encontró Bs 30 en una cuenta bancaria.

Paul Serrano, contralor departamental de Oruro, dijo que el alcalde orureño no tiene cuentas bancarias ni dinero en entidades financieras. “Hemos encontrado Bs 30 en una cuenta en un banco. El no maneja su dinero en bancos, es completamente extraño que una autoridad no maneje dinero en cuentas bancarias”, indicó, según una entrevista con el EL DEBER Radio.

Curiosamente, a nombre de la esposa de Bazán están anotados varios bienes inmuebles en diferentes departamentos del país y se presume que el 50% de toda esa riqueza es del alcalde orureño. “El no tiene registrado bienes inmuebles a su nombre, todos los bienes están a nombre de su esposa tanto en La Paz, Tarija, Cochabamba y Tupiza. Por lo tanto vamos a seguir investigando para ver con qué bienes se puede asegurar una reparación al Estado en el cumplimiento de una futura sentencia”, indicó.  

Te puede interesar:

Apelación

Sobre el proceso contra Bazán, el fiscal departamental, Mario Rocha, informó que el Tribunal de Alzada fijo el miércoles la audiencia de apelación del alcalde de Oruro en el marco del caso 'mochilas'. “Se nos ha puesto en conocimiento de parte de la Sala Penal Tercera, que la audiencia de apelación del alcalde se ha fijado para el día miércoles, a partir de las 9:15", dijo a los periodistas, según reportó ABI.

Rocha adelantó que el Ministerio Público fundamentará los hechos procesales que se han planteado y se ha demostrado en la audiencia de medidas cautelares, del 12 de mayo pasado, donde el juez determinó la detención preventiva en la cárcel de Oruro para la autoridad edil.

También te puede interesar:

Ese proceso judicial fue iniciado en septiembre de 2017, por el ciudadano Severo Torres, proceso al que este año se sumaron tres concejales.

Según las investigaciones, en 2016 uno de los proveedores entregó 41.000 mochilas de procedencia china, cuando debieron ser de fabricación nacional y se presume un daño económico de más de 2 millones de bolivianos.

 La Fiscalía imputó a Bazán por los delitos de incumplimiento de deberes y contratos lesivos al Estado, y también se ha solicitado la incautación de los bienes patrimoniales de la autoridad edil.