Escucha esta nota aquí

Ya sea por los comentarios, las fotografías o, simplemente, por los enlaces que sube a su página de Facebook, el muro de un amigo puede revelar mucho sobre su estado de ánimo. Por ese motivo, esta red social ha creado un nuevo mecanismo para combatir la depresión y los pensamientos suicidas entre sus usuarios.

Esta ayuda necesitará del apoyo de un amigo del afectado. El reto es evitar que sus usuarios tengan depresión y puedan llegar a dañarse ellos mismos. Concretamente, si esta tercera persona cree que uno de sus contactos puede tener pensamientos suicidas o está pasando por un mal momento, tendrá la opción de notificárselo a la empresa a través de un mensaje. Este comentario será revisado por varios expertos que trabajarán 24 horas y que, si lo consideran oportuno, tomarán medidas.

Al rescate
Si los expertos consideran que la persona realmente puede padecer depresión o estar pensando en acabar con su vida, le enviarán un mensaje al afectado con el siguiente texto: “Hola, un amigo piensa que podrías estar pasando por un momento difícil y nos ha pedido que miremos tu último post”.

Tras recibir el texto, el afectado podrá entonces escoger entre ‘Hablar con un amigo’, ‘Recibir consejos’ o solicitar el apoyo de expertos que se encuentren cerca de su hogar.

Esta herramienta ha sido creada por Facebook en colaboración con las organizaciones Now Matters Now, National Suicide Prevention Lifeline o Save.org. Con todo, de momento esta opción está únicamente disponible para los usuarios estadounidenses.

Es bien sabido que cualquier adicción puede provocar depresión, y en el caso de Facebook, los aficionados a esta red social (otros estudios mencinan a Instagram) pueden presentar algún tipo de depresión.

Adolescentes, amenazados

Gwenn O"Keeffe, pediatra de la Academia de Pediatría de Estados Unidos, encabezó un estudio que muestra que los adolescentes son potenciales candidatos para caer en depresión causada directamente por el uso de Facebook.

Son especialmente vulnerables las personas con problemas de autoestima, ya sea alta o baja, pero estas últimas tienen más probabilidades de ser afectadas.

El estudio llegó a la conclusión que los usuarios pueden sentir inferioridad si no tienen la misma cantidad de amigos, comentarios, mensajes y visitas en su muro que sus contactos.

El hecho de observar fotos de otras personas en situaciones felices, con muchos amigos, etc., mientras el observador no está en la misma situación, podría causar malestar, baja autoestima y envidia