Escucha esta nota aquí

Gabriela Zapata, exnovia de Evo Morales y exgerente de la empresa China CAMC, tenía pensado fugar a Brasil con ayuda de grupos políticos opositores, entre los que figura Róger Pinto, según manifestó el ministro de Gobierno, Carlos Romero. 

"Si Gabriela Zapata hubiera fugado del país se hubieran prestado a muchas interpretaciones, por eso se procedió al arresto directo", explicó, al recordar la discrepancia que existió con el Fiscal General, Rmairo Guerrero, por la acción sin orden judicial.

Conoce más: Opositores lo ven vergonzoso y en el MAS

Indicó que "hay una nota de periodistas brasileños que indican que había un plan de fuga de Zapata", en respuesta a una pregunta sobre un trámite de refugio político en Brasil, donde se indica que se contactó con el exsenador opositor de Bolivia. 

El 27 de febrero la expareja del primer mandatario fue detenida en la mañana en la zona Sur de La Paz, luego permaneció casi hasta media noche en dependencias de la Fuerza Anticrimen, luego recién se la trasladó a celdas judiciales. Al día siguiente se determinó su detención preventiva. 

Lea también: Abogado de Evo dice que supuesto hijo no existió

Romero recordó que Gabriela Zapata es hija de un coronel de la Policía y que la acción que permitió su arresto fue porque "la información con la que se contaba daba cuenta de que había contactos con algunos políticos bolivianos que se encuentran en Brasil y estaban dirigidos a facilitar gestiones para su ingreso". 

Róger Pinto se encuentra en Brasil desde 2013, tras permanecer un largo tiempo en la embajada de ese país en La Paz, luego de denunciar nexos del Gobierno con el narcotráfico, mientras que Zapata es acusada de un presunto tráfico de influencias con el Gobierno por su relación con Evo Morales.