Escucha esta nota aquí

2/04/2015

Nubarrones en la economía. Las exportaciones del país se redujeron en $us 543 millones al primer bimestre de este año en comparación con el mismo periodo de 2014. Las importaciones bajaron $us 171,7 millones. Las remesas también decrecieron en enero en 1,4 millones.

Las cifras en descenso alertan a los empresarios que pidieron al Gobierno acelerar el cumplimiento de un acuerdo que sea capaz de alentar las inversiones.

En contrapartida, los indicadores del sistema financiero siguen en ascenso. En febrero de 2014 los ahorros del público eran de $us 16.661 millones y en 2015 de 20.044 millones. Las reservas internacionales netas (RIN) llegan a $us 15.144 millones (ver infografía).

El titular de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Ronald Nostas dijo que urge la necesidad de diversificar el aparato productivo del país. Sugirió que se apoye el desarrollo de otras actividades como la industria manufacturera, el comercio, las exportaciones, los servicios, etc.

Por su lado, el presidente de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz, Gabriel Dabdoub pidió al Gobierno que haga realidad una articulación pública-privada para concretar las inversiones. “Debe disminuirse la burocracia estatal, generar normas de certidumbre y libre exportación de productos”, indicó.

Wilfredo Rojo, titular de la Cámara de Exportadores de Santa Cruz, sugirió al Gobierno proteger la competitividad de los exportadores con un movimiento de depreciación del tipo de cambio de la moneda boliviana con el dólar.

Antonio Rocha, presidente electo del IBCE, indicó que la única posibilidad de revertir la situación es incrementar el volumen de producción y aplicar una política de liberación de las exportaciones no tradicionales como oleaginosas, azúcar, carne vacuna, entre otros.

Medidas contracíclicas

El vicepresidente Álvaro García Linera, admitió que la mitad del crecimiento económico en Bolivia se debe a la dinámica del mercado interno y la otra mitad a las exportaciones.

Afirmó que el Estado afronta la crisis con una mayor productividad, inversión y consumo. “La decisión del Gobierno es de asumir medidas contracíclicas, pero se debe incrementar la inversión”, afirmó.

En medio de esta situación, la emisión monetaria y los ahorros en la banca aumentan