Escucha esta nota aquí

La ministra de Desarrollo Productivo, Teresa Morales, firmó el martes un convenio con los representantes de los cuatros sindicatos de la Empresa Pública Nacional Textil (Enatex) y la Federación Departamental de Fabriles de La Paz, que puso fin al conflicto de más de una semana por el pago de sueldos adeudados.

"Hoy (martes) firmamos el acta de entendimiento con todos los sindicatos de Enatex, con lo que se da fin al conflicto. Los trabajadores suspenden todas las medidas de presión y retoman sus labores de manera inmediata", indicó antes de la suscripción del documento.

El acuerdo fue firmado por su autoridad, el Ministerio de Trabajo, un representante del Viceministerio de Coordinación con los Movimientos Sociales, de la Central Obrera Boliviana, la Federación Departamental de Fabriles de La Paz y de los cuatro sindicatos de Enatex.

Morales destacó que entre los 12 puntos acordados está el cumplimiento de los pagos de los sueldos atrasados, crear una comisión conjunta entre las partes mencionadas para evaluar el cálculo del primer y segundo aguinaldo a fin de hacer las correcciones y pagos retroactivos.

Además, de realizar una evaluación conjunta de todo el equipo de gerencia para hacer los cambios necesarios antes de fin de mes.

Por su parte, los dirigentes de los cuatro sindicatos de la empresa textil Enatex, Wilson Mamani y Juan Carlos Sánchez, coincidieron en informar que una vez consensuado el acuerdo en asamblea con los trabajadores de base, se aceptó el acuerdo pero con la condicionante de que "se cumpla cada uno de los puntos acordados".