Escucha esta nota aquí

La presidenta del Concejo Municipal de Santa Cruz, Desirée Bravo, y el concejal Romel Porcel han coincidido en que la principal demanda de los vecinos, en vez de obras, es la seguridad en los barrios.

A esta conclusión llegaron luego de informar que este año el órgano deliberante se ha acercado más a los barrios sesionando en estos lugares hasta tres veces por mes.

Bravo indicó que las reuniones son de gran expectativa porque los vecinos se informan de las actividades que realizan sus dirigentes y autoridades, además ponen de manifiesto sus necesidades.

Romel Porcel dijo que la demanda que emana con mayor frecuencia es la de seguridad ciudadana. “Los vecinos ya no nos piden obras, como pavimento, módulos educativos, plazas y otros (…) la preocupación es la seguridad ciudadana y (luego) el servicio de salud”, sostuvo el concejal.

El incremento de los casos de inseguridad ciudadana y la presencia de las pandillas en los barrios que incluso han llegado a segar vidas es lo que tiene a los vecinos en estado de emergencia.

El comandante departamental de la Policía, Jhonny Requena, ha desplegado, por estas fiestas de fin de año, a 1.500 uniformados para combatir la delincuencia, mientras que la Alcaldía aporta con 300 gendarmes para dar seguridad en los mercados.