Escucha esta nota aquí

Óscar Ortiz, candidato presidencial de Bolivia dice No, y los postulantes a la Vicepresidencia Gustavo Pedraza (Comunidad Ciudadana), Humberto Peinado (UCS) y Ariel Hurtado (FPV) son los cuatro cruceños que pugnarán en las primarias para habilitarse en las elecciones generales del próximo año. En esta coyuntura, los analistas ven que la región no ha logrado acompañar su liderazgo económico con el político.

Jerjes Justiniano resalta que Santa Cruz lideró el Bolivia dijo No y logró imponer esa consigna en todo el país, pero con el quiebre de la alianza Demócratas-UN “rompe el único líder que podía aglutinar una fuerza considerable para enfrentar la candidatura de Evo Morales”. En su criterio, en este momento el departamento queda “en absoluta desventaja política porque no tiene un liderazgo capaz de enfrentar una candidatura con éxito y, una vez más, Santa Cruz se circunscribe a lo regional porque Demócratas no tiene fuerza ni proyección nacional”.

Justiniano cuestiona que los políticos siempre vieron a los cruceños como caudillos o líderes regionales, pero resalta con orgullo que él se atrevió a disputar la Presidencia (por Vanguardia Socialista Boliviana) promoviendo “hace más de 20 años que la nueva Bolivia nace desde oriente”, pero, según cree, eso no se ha podido concretar porque en la región hay una derecha económica sin proyección política.

En esa línea, el analista Silverio Márquez refuerza que “esa derecha poderosa, desde el punto de vista económico, está aliada subterráneamente con el Gobierno y la única derecha que grita y que tiene posibilidades de reaccionar es la de los jóvenes”, resaltó el exrector de la universidad cruceña.

Para el analista Alfonso Coca, este escenario político muestra que las alianzas han fracasado y han fortalecido al partido gobernante. Además, tanto en el país como en la región no se están generando nuevos cuadros políticos, por lo que se “ve la fragilidad de la democracia”. También considera que las plataformas, que en Santa Cruz tomaron fuerzas, ahora “se han dormido” y que en la región no hay líderes, por eso siguen los eternos dinosaurios”.

Para el vicepresidente del Comité pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, es una lástima que los partidos estén dejando a un lado la posibilidad de darle a Bolivia una alternativa para entrar en un proceso, pero con la defensa del 21-F. “Esa unidad es la que debe estar primero”, dijo Camacho, que coincide en que con la separación están entorpeciendo la posibilidad de ir en una candidatura única simplemente por intereses personales. Exhortó a los políticos a que se “pongan la polera de Bolivia y que actúen en función a lo que necesita el país”.

El líder cívico señaló que por lo general el poder económico arrastra al poder político, pero en su criterio en este momento el cruceño se ha desprendido de cualquier interés con tal de recuperar la democracia, por eso no importa que el candidato sea de cualquier región; aunque también ve la “necesidad de que surjan liderazgos claros de Santa Cruz, porque es la región más productiva del país”.

Para las primarias

Las plataformas con menor intensidad
Ven que las plataformas ciudadanas impusieron la consigna del Bolivia dijo No, pero que últimamente se han adormecido.

En todo el país
Las organizaciones ciudadanas se han proliferado en todo el país en defensa del 21-F.