Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

En su objetivo de calcular los niveles de contaminación del aire en zonas de difícil acceso, un equipo de investigadores peruanos ha logrado desarrollar un dron capaz de medir los niveles de los gases contaminantes en las cimas de los Andes peruanos y bajo las condiciones climáticas más extremas.

El dron está desarrollado para funcionar allí donde otros prototipos convencionales no son fiables: a 5.000 metros de altura puede volar más de veinte minutos gracias a unas baterías cuya vida no se reduce por el intenso frío, dijo a Efe el profesor Francisco Cuéllar, uno de sus creadores.

La aeronave es capaz de cargar hasta dos kilos y está equipada con sensores que miden gases como el dióxido de nitrógeno, dióxido de azufre, monóxido de carbono, ácido sulfhídrico y ozono, además de partículas de polvo.

El dron también cuenta con un software que analiza los datos obtenidos por los sensores y permite crear mapas de contaminación.La idea surgió "por la imagen que tenía en mente de las chimeneas de las fábricas, que son puntos de contaminación de difícil acceso para las personas que desean medir la calidad del aire", contó el profesor Francisco Cuéllar, uno de sus creadores.

"A diferencia de los drones comerciales, el nuestro tiene mayor tiempo de vuelo al contar con una batería que no se descarga con rapidez cuando sobrevuela en grandes alturas, temperaturas bajas, vientos fuertes y lluvia", explicó Cuéllar.