Escucha esta nota aquí

El conservador Mauricio Macri y el oficialista Daniel Scioli confrontan sus posturas con el mote de "cambio" para dos modelos de país, en un debate a una semana de la decisiva segunda vuelta presidencial que Argentina vive como un superclásico de fútbol.

Scioli, apoyado por la presidenta de centro-izquierda Cristina Kirchner y el más votado en primera vuelta del 25 de octubre, buscará recuperar el terreno perdido con la promesa de un cambio en las formas pero no en la política, ante un Macri, líder de la alianza centroderechista Cambiemos, a quien los sondeos ubican primero para el balotaje del 22 de noviembre.

"La expectativa es enorme, tendrá un alcance masivo", declaró el domingo Hernán Charosky, coordinador de la ONG Argentina Debate que organiza la iniciativa.

Ambos candidatos se han preparado fuertemente para el debate, apostando a que lograrán inclinar la balanza a su favor con propuestas convincentes.

"Los dos están muy preparados para el debate, todo va a estar guionado de antemano, hasta la improvisación", dijo a la AFP el consultor Gustavo Córdoba.

El debate tendrá cuatro secciones temáticas sobre desarrollo económico y humano, educación e infancia, seguridad y derechos humanos y fortalecimiento democrático y una quinta sección de cierre.

El debate se realiza en la facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA) con transmisión en directo por canales de aire y de cable, públicos y privados, portales de internet y radios de todo el país de 40 millones de habitantes.