Escucha esta nota aquí

El ataque de San Bernardino (California) que causó 14 muertos y decenas de heridos fue un atentado terrorista y sus autores tuvieron vínculos con el extremismo yihadista del Estado Islámico (EI).
Tashfeen Malik (27 años), la mujer de origen paquistaní que participó en la matanza de 14 personas el pasado miércoles en San Bernardino, California, escribió un mensaje en Facebook en el que expresaba su lealtad al grupo terrorista Estado Islámico, que opera en Irak y Siria.
El dato lo revelaron el viernes por la mañana fuentes federales (FBI) anónimas de la investigación citadas por las principales agencias de información. Los agentes afirmaron que trabajan con la hipótesis de que la pareja atacante se radicalizara a través de internet.

El director del FBI en el sur de California, David Bowdich, confirmó que el Gobierno considera el ataque de San Bernardino como "un acto de terrorismo", y que así está siendo investigado. A preguntas de los periodistas, sin embargo, rechazó calificarlo como el primer atentado del EI en suelo de Estados Unidos. En el tercer día de investigación, las pruebas del arsenal de los presuntos terroristas, el grado de planificación y las inquietantes nuevas evidencias de su vinculación con el islamismo radical han decidido al FBI a dar esta nueva calificación a los sucesos del miércoles, explicó Bowdich. La agencia ha activado una línea telefónica para la colaboración ciudadana.

Los investigadores llevan más de 24 horas revisando todo el material informático hallado en el domicilio de la localidad de Redlands que compartía con su marido, Syed Farook (28 años). La reconstrucción de ese material, que incluye teléfonos y ordenadores, es fundamental para saber cuál fue el motivo para asesinar a sangre fría, pues hasta el momento todos cuantos conocieron a Farook afirmaban que era una persona reservada pero normal. Entre el material recuperado hay dos móviles destruidos que estaban en un cubo de la basura cercano. El FBI trata de reconstruirlos.

No ha surgido nadie que afirme haberla conocido a ella en Estados Unidos. Ambos son los principales sospechosos de haber entrado con armas de asalto el miércoles en una fiesta de Navidad de empleados del condado con armas de asalto, máscaras y vestidos de camuflaje. En un tiroteo posterior fueron abatidos por la Policía en plena calle cuando trataban de huir.

El mensaje en cuestión que está siendo analizado fue escrito con un seudónimo, según los investigadores, y borrado poco antes del ataque del miércoles. No ha trascendido el seudónimo ni cómo los agentes han logrado recuperar el mensaje. En esa cuenta de Facebook, la mujer expresaba su admiración por el Estado Islámico. El mensaje fue escrito aproximadamente a la misma hora de los ataques, alrededor de las 11:00 locales del miércoles.
Farook, por su parte, había tenido contacto online con extremistas. Las fuentes citadas no creen, sin embargo, que la matanza fuera ordenada por el Estado Islámico, sino más bien inspirada por su ideología y ejecutada por imitación,

fuentes de financiamiento

fuentes de financiamiento