Escucha esta nota aquí

El dirigente de los trabajadores de la Empresa Pública Nacional de Textiles (Enatex), Jhonny Huanca, anunció que su sector iniciará movilizaciones ante la nueva ola de despidos de la que fueron objeto al menos 100 trabajadores de la empresa.

"Nosotros somos de la planta de ENATEX telas, y estamos sufriendo los despidos por la parte de la empresa. Estamos preocupados, incluso molestos por esta situación, ya que no están siendo claros con nosotros", indicó Huanca.

El dirigente señaló que, en primera instancia, los trabajadores fueron invitados a retirarse voluntariamente con todos los beneficios sociales. Ante tal ofrecimiento, más de 300 decidieron hacerlo, de modo que gran parte del personal se redujo.

"En un principio ellos invitaron a los trabajadores a retirarse, pero ahora están despidiendo gente que todavía tiene a niños lactantes. Ellos están amparados por la ley y no pueden ser despedidos", aseveró Huanca.

Estos hechos se dan después de que el Gobierno destinara 142.154.325 bolivianos a Enatex para iniciar un proyecto de Ampliación de la Capacidad Productiva de la Empresa Pública Nacional Textil, plan fiscalizado por el Ministerio de Desarrollo Productivo.

Esta acción se da gracias al decreto 2.290 del 11 de marzo de 2015 que autoriza al Banco de Desarrollo Productivo (BDP) a firmar el préstamo a la empresa textil que en los últimos meses sobrelleva problemas de liquidez, razón por la cual muchos de sus trabajadores denunciaron la falta de pago de sus salarios e injustificados despidos.