Tras un ampliado realizado este sábado, los panificadores de la ciudad de El Alto determinaron dar 30 días de plazo para que la ministra de Desarrollo Productivo, Verónica Ramos, se reúna con el gremio y entregue las 600 máquinas amasadoras que prometió al sector.

"Hemos realizado una resolución indicando que la ministra Ramos debe completar la maquinaria, caso contrario nosotros vamos a subir el pan a 50 centavos", dijo el dirigente de Federación de Panificadores de El Alto, Nicasio Yujr.

El viernes, los panificadores amenazaron con subir el precio del pan de batalla de 40 a 50 centavos la unidad porque la ministra Ramos solo había entregado máquinas amasadoras a 300 panificadores de los 900 afiliados.

"La ministra debe cumplir su palabra y dar la maquinaria a todos los afiliados", expresó Yujra.

En el ampliado de este sábado también determinaron instar a la Confederación de Panificadores a convocar un ampliado nacional para hacer una reestructuración interna del organismo. "Este ampliado nacional se convocará en 15 días para elegir al nuevo ejecutivo nacional", acotó.