Escucha esta nota aquí

Una casa de citas clandestina  fue intervenida por la Policía en Montero, donde se evidenció que menores de edad eran inducidas a la prostitución. 

El director de la Felcc, Rubén Barrientos, indicó que tres adolescentes de 14, 16 y 17 años fueron interceptadas en vía pública, quienes en una entrevista policial manifestaron que eran inducidas a tener relaciones sexuales a cambio de dinero. De esta forma, se acudió a un inmueble donde funcionaba el prostíbulo, donde se aprehendió a Yohanny Yesenia Saavedra Justiniano. Siguiendo las indagaciones, se capturó a la propietaria del local, Pilar Justiniano Pedriel. 

Posteriormente, con los datos proporcionados por las mujeres, se logró capturar a Marcos Mercado Zabala, este último, un cliente que habría mantenido relaciones sexuales con menores de edad. 

Los tres fueron procesados por el delito de trata de personas con fines de explotación sexual; la propietaria fue enviada con detención preventiva a la cárcel de Palmasola, mientras que su cómplice se quedará en la carceleta de Montero y el cliente deberá estar recluido en el Centro de Readaptación Productiva (Cerprom).