Escucha esta nota aquí

El avión presidencial de Dilma Russelff arribó a horas 9.30 al aeropuerto internacional de la ciudad de El Alto, fue recibida por una comitiva de autoridades bolivianas, recibió una manta y un cetro andino e inmediatamente se traslado a plaza Murillo

La mandataria fue la última en llegar a la posesión del tercer mandato de Evo Morales como presidente constitucional de Bolivia, en la que fue su primera visita a la ciudad de La Paz desde que funge como presidenta de Brasil.

Fue saludada en portugués por el presidente de la Cámara de Senadores, José Alberto "Gringo Gonzáles", exembajador boliviano en Brasil, y siguió atentamente los actos protocolares de investidura de Morales. 

Al finalizar el acto, se trasladó a Palacio de Gobierno, dónde saludó a Evo, intercambió algunas palabras y participó de la foto oficial con los mandatarios que llegaron a Bolivia. Después salió rauda con dirección al aeropuerto, cerca de horas 12.30.

Dentro de su discurso, Morales hizo referencia a la pérdida de un crédito que el Brasil ofreció al país para la construcción de la carretera por medio del TIPNIS, mientras que la administración de Dilma no designó hace más de un año un nuevo representante diplomático en La Paz, tras la fuga de el senador opositor Roger Pinto.