Un video de un aficionado en el que se ve al supuesto autor del atentado del viernes en Túnez caminando lentamente por la playa en medio de cadáveres circula este lunes por las redes sociales.

El video, en el que se escucha el ruido de disparos, fue grabado con un teléfono móvil por un tunecino durante la matanza de 38 personas, la mayoría de ellas, turistas extranjeros.

Es él, el que lleva pantalones cortos! Está ahí, está viniendo hacia aquí!", gritan en árabe en el recinto del hotel varios tunecinos, al parecer empleados y vigilantes de la playa. En ese momento, se escuchan disparos y una explosión.

Escondido detrás de una pared, el autor del video muestra acto seguido al asaltante, identificado por las autoridades como S. R., un estudiante de 23 años, dirigirse del recinto a la playa.

El tunecino sigue al asesino manteniendo una cierta distancia, pasando ante los cuerpos ensangrentados y sin vida de los turistas acribillados a balazos mientras tomaban el sol en la playa.

Turistas abandonan Túnez y ya hay detenidos

Miles de turistas abandonaban Túnez desde el domingo, un día después del sangriento atentado reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Las autoridades del país anunciaron este lunes las primeras detenciones en relación con el peor atentado de su historia, cometido hace tres días en una turística playa, en el que murieron 38 personas.

Los ministros del Interior alemán, francés y británico rindieron homenaje hoy, en Port El Kantaoui, a las víctimas, la mayoría, turistas extranjeros, de los cuales una treintena podrían ser británicas.

Un estudiante tunecino irrumpió en la playa del hotel Riu Imperial Marhaba, en Port El Kantaoui, cerca de Susa (140 km al sur de Túnez capital) con un fusil kalachnikov escondido en su sombrilla y disparó contra los turistas.

"Comenzamos por detener a un primer grupo, cuyo tamaño es importante, de la red que estaba detrás del terrorista criminal", declaró el ministro del Interior, Najem Gharsalli, en una conferencia de prensa del hotel de lujo de Port El Kanaui, escoltado por sus homólogos francés, alemán y británica, Bernard Cazeneuve, Thomas de Maizière y Theresa May.

"Prometo a las víctimas (...) que estos asesinos criminales serán llevados ante la justicia tunecina para ser castigados de forma justa", afirmó Gharsalli.

El ministro agradeció su presencia a los ministros europeos y recordó que su gobierno había desplegado policías armados en las zonas turísticas del país, y había cerrado las mezquitas que "difundían un discurso de odio".
,

,


Víctimas del atentado

A su lado, Theresa May aseguró que "los terroristas no lo conseguirán. Seguiremos unidos (...) para defender nuestros valores.

Al menos 30 británicos figuran entre las víctimas, según Londres.

Este lunes, en el lugar de la matanza, la gente seguía depositando flores, y podían leerse mensajes como "Lo sentimos" o "Somos musulmanes, no terroristas".

"Estamos aquí desde el 17 de junio. Es un lugar maravilloso, la gente es genial. No queremos irnos, nos sentimos seguros, sobre todo con la policía y el ejército. Ahora hay más policías", dijo John Edwards, un veraneante británico. "Lo sentimos por el personal (del hotel), nos hemos quedado sobre todo por ellos", aseguró.

Plan de seguridad excepcional

Horas después del atentado, que compromete seriamente la temporada turística, el primer ministro Habib Esid anunció un plan "excepcional" y el despliegue "de unidades de seguridad, armadas, a lo largo de todo el litoral marítimo, así como en el interior de los hoteles, a partir del 1 de julio".

Aparte de las víctimas británicas, también figuran entre los fallecidos un alemán, un belga, un irlandés y un portugués, según las autoridades.

Entre los heridos, 39 según el último balance tunecino, seis se encuentran en "estado crítico", anunció la dirección española del Imperial Marhaba.

En un artículo publicado este lunes, el primer ministro británico David Cameron reiteró la "determinación" de su país para luchar contra el terrorismo.

Según los testigos, el ataque duró de 30 a 40 minutos. Muchos tunecinos se preguntan por qué el atacante no fue neutralizado antes por las fuerzas del orden. Preguntado por la AFP, el portavoz de ministerio del Interior se negó a responder, indicando que el ministro comparecería ante la prensa esta semana.