En menos de 48 horas, cambió la suerte de la comparsa Pichones. La Asociación Cruceñas de Comparsas Carnavaleras (ACCC), restituyó ayer a Valeria Saucedo como soberana del Carnaval 2016 y decidió destituir a los Pichones como comparsa coronadora de la fiesta grande de los cruceños.
Hasta que no se elija qué comparsa o institución será la encargada de coronar a Valeria I, el directorio de la ACCC presentará y acompañará a la soberna en cada actividad.

Ayer fue un día con mucho movimiento. Antes del mediodía, el titular de la ACCC, Joaquín Banegas, anunciaba que su directorio y el Tribunal de Honor se reunirán hoy para determinar qué tipo de sanción, administrativa y económica, se impondrá a los Pichones porque, sin previa consulta a su ente matriz, destituyeron a Valeria y designaron a la exmiss Andrea Fórfori soberana del Carnaval 2016, hechos que son considerados faltas graves porque se maltrató la imagen de la mujer cruceña y la historia del carnaval.

El enojo de la ACCC es porque los hasta ayer coronadores no comunicaron de los roces y malos entendidos que tenían con la soberana, no buscaron mediadores para arreglar sus diferencias y asumieron una decisión de manera unilateral y además, lo comunicaron por los medios de prensa.

Una hora más tarde de ese anuncio, Banegas y su directorio llegó con la reina del Carnaval al Parque Urbano para participar de la feria de mujeres emprendedoras que organizó el gobierno municipal. Similar escena se registró en la sede de la comparsa Holgazanes, donde participaron del primer Festival de la Cola del Chancho, que organizaron los Cambas Holgazanes. Ahí, Banegas recibió el respaldo de Los Piltrafas, Chabacos, Cambas Holgazanes y Holgazanes, entre otros, por “reencaminar” la fiesta grande, restituir a Valeria en su reinado.
A la soberana le expresaron su apoyo como mujer y le ofrecieron su apoyo para cumplir con su agenda como reina. “Ellos (Pichones) darán un comunicado al pueblo cruceño, a Valeria y a su familia”, repetía Banegas cada vez que se le consultaba quién iba a coronar en 2016.

Tras esa respuesta, EL DEBER se contactó vía celular con el presidente de los Pichones, Eduardo Parada, para conocer su versión. Contestó la llamada, preguntó quién dio la información de la destitución como coronadores y aseguró, por ayer que no iba a hablar con la prensa y que mediante un comunicado iba a dar la posición oficial.

El comunicado
Así lo hizo. Casi al final de la tarde llegó el comunicado de los ahora excoronadores 2016 en el que piden disculpas a Santa Cruz por los problemas suscitados.

El texto tiene tres puntos en el que resaltan su trayectoria de 25 años como grupo carnavalero, aseguran que el lío no fue por el aspecto económico, afirman que su accionar siempre fue honesto y que desde la designación de Valeria como soberna del carnaval siempre fue enmarcado en el respeto y valorando su rol como mujer cruceña.
Aclaran que desde la proclamación Valeria y su familia sabían que había la necesidad de mejorar la percepción como reina, agradecen a quienes los respaldaron y ratifican su apoyo al carnaval,

nn