Captaban a sus ocasionales clientes a través de cuentas falsas de Facebook pero fueron descubiertos por la Policía. Se trata de cuatro sujetos que fueron aprehendidos en las últimas horas en La Paz, acusados de comercializar de manera ilegal, pastillas abortivas (Cytotec). Se los acusa de atentar contra la salud pública.

Las autoridades informaron que se le encontraron 910 tabletas de este fármaco que tenían un costo unitario de entre 60 y 70 bolivianos. El nombre ficticio que usaban en el perfil de la red social era de Ángela Tórrez, según el periódico La Razón.

Entre los detenidos está un profesional bioquímico que se presume era el que conseguía el Cytotec mientras que los otros tres se dedicaban a captar clientes, entregar el producto y recibir el dinero.