Escucha esta nota aquí

Después de la visita que hizo el directorio de la ACCC, Valeria Saucedo apareció más serena y tranquila ante los medios. Habló del retorno a su reinado, del gasto que hizo su familia y de su relación con los Pichones

_¿En qué condiciones retomás tu reinado como soberana del Carnaval?

Estamos compartiendo otra vez con el pueblo cruceño como reina del Carnaval. Mi retorno como soberana se da en las mismas condiciones, ser la reina del Carnaval.

_¿Después de la decisión de los Pichones esperabas tanto apoyo ciudadano?
Hasta el sábado en la mañana yo seguía llorando, pero después de ver tanto apoyo, al escuchar a las personas que me llamaron, de gente que ni siquiera conozco y el apoyo del pueblo cruceño, eso me dio fuerza para que yo continúe, esté de pie y supere esta situación que es un trago amargo para mí y para mi familia.

_¿Es cierto que ya tenías listos tus vestidos para las precarnavaleras?
El vestido para la primera precarnavalera está totalmente hecho. Yo les presté a ellos (Pichones) mi vestido de Juventud Carnavalera que ganó el premio en 2009, se los di para que ellos tengan menos gastos en el vestuario y lo único que iban a hacer era retocarlo y poder reutilizarlo en algunas de las pre-carnavaleras. Todo lo que he estado usando hasta ahora como soberana, las plumas, los vestidos y los tocados es algo que mi mamá lo conseguió y lo compró para que yo pueda estar en todas las presentaciones. Todo ese esfuerzo, ellos no valoraron.

_¿Hasta el momento a cuánto asciende el gasto que hizo su familia durante estos meses de reinado?
No me gusta hablar de temas económicos, pero los gastos son bastante altos, pero más que lo económico, es el sentimiento y el dolor de sentir que esta gente actuó de una manera tan baja conmigo y con mi familia siendo que en esta casa los recibimos con todos los portones abiertos y, aun así, ellos tuvieron las agallas para hacer lo que hicieron conmigo.

_¿Qué pusieron los Pichones en los días de tu reinado?
Lo único que ellos pusieron ha sido el tipoy que utilicé para la presentación en el Día de la Tradición, es lo único que es de ellos, el resto del vestuario y las plumas para las presentaciones que tuve es mío. Aproveché el auspicio de Catering Cronenbol, los dos vestidos que me prestó Casa Roxana Novias.

A partir de lo sucedido, es imposible que esa gente sea bienvenida a mi casa y a mi corazón, es imposible una reconciliación,

nn