Escucha esta nota aquí

El gerente de la Federación de Ganaderos de Beni y Pando, Carmelo Arteaga, informó el miércoles que aproximadamente 30.000 cabezas de ganado fueron movilizadas en las provincias Moxos y Yacuma a lugares altos, como medida preventiva ante posibles inundaciones en la región.

"Han empezado a movilizar su ganado buscando zonas más altas antes de que vaya haber complicaciones y saturación en los motores que transportan el ganado y en los camiones", dijo.

Arteaga consideró acertada la medida porque dentro del sistema productivo que se maneja hay zonas que son bastante bajas y están afectadas por el agua como la provincia Moxos, pues sus ríos Isiboro y Sécure reciben el rebalse de las lluvias que caen en Cochabamba.

Explicó que el traslado del ganado proviene de Moxos se lo hace por tierra, mediante el tradicional arreo, luego se utiliza el transporte fluvial para cruzar el Mamoré.

El Centro de Operaciones de Emergencia y el Servicio de Mejoramiento a la Navegación Amazónica, informaron por separado que los ríos de la región tienen suficiente barranco para recibir las aguas de lluvia y de la cuenca alta en la zona del Chapare.