Escucha esta nota aquí

La decisión tomada por Ignacio Villa Vargas de someterse a juicio abreviado generó diversas reacciones, desde incertidumbre, malestar hasta palabras de apoyo. Asimismo, ha motivado el cambio de estrategias de defensa por parte de los acusados y sus abogados.

El fiscal Marco Antonio Rodríguez, tras concluir la audiencia al mediodía de ayer, expresó que todavía no conocían con exactitud el contenido de la solicitud hecha por el imputado Ignacio Villa Vargas, pero dijo que es una decisión personal y que no afectaba al resto de los acusados. No obstante, indicó que si una persona acepta la comisión de un hecho ilícito está reconociendo también que hubo un delito.

Rodríguez manifestó que, de acuerdo con el procedimiento penal, lo que viene son las reuniones de negociación con Villa Vargas y su abogado, para el reconocimiento de culpabilidad del acusado, la renuncia al juicio ordinario y el acuerdo de la pena a imponerle.

El fiscal aseguró, sin embargo, que con la culpabilidad la Fiscalía sustenta su tesis de que hubo un hecho delictivo.

Pena de 15 a 20 años
En el expediente la Fiscalía acusa formalmente a Ignacio Villa Vargas como autor del delito de terrorismo establecido por el Código Penal con pena de 15 a 20 años de prisión.

Para el fiscal Marco Antonio Rodríguez, cuando algún acusado se somete a juicio abreviado la negociación siempre parte del mínimo de la pena. En este caso lo mínimo son 15 años de cárcel.

Ignacio Villa Vargas, en su memorial presentado ayer, acepta su culpabilidad en el grado de complicidad y quiere que se le aplique un año de cárcel. Hasta el momento él y otros acusados llevan más de cinco años en prisión.

Los acusados y los abogados
Para el acusado Zvonko Matkovic, si Villa Vargas acepta que él colocó la bomba junto con policías y personeros del Gobierno exonera a todos los procesados de toda culpa y eso es favorable.
Matkovic recordó que Villa siempre dijo que jamás conoció a los que están procesados y que tampoco estuvieron el día en que se colocaron las bombas.

Para el procesado Gelafio Santistevan, la decisión de Villa Vargas no le beneficia ni le perjudica. Añadió que el procedimiento abreviado es parte de la estrategia de Villa Vargas y la respeta. “Yo sigo firme hasta el final y sostendré siempre mi inocencia”, afirmó.

Juan Carlos Guedes manifestó que no le afecta la decisión tomada por El Viejo, porque él se considera inocente. “A mí de lo único que se me acusa es de vender un arma vieja”, expresó.

A su vez, los abogados Gary Prado y Otto Ritter indicaron que la decisión de Villa es personalísima y que se espera la decisión de los fiscales.
Otros juristas expresaron que esperarán conocer el acuerdo para opinar, pero que necesariamente deben pensar en otras estrategias de defensa.
El Gobierno no se pronunció sobre las nuevas revelaciones de Ignacio Villa