Escucha esta nota aquí

Tras seis días de negociaciones entre indígenas chiquitanos y asambleístas cruceños en instalaciones de la Gobernación, el dirigente Pedro Damián Dorado afirmó que se rompió el diálogo porque no existe de parte de los legisladores la predisposición para solucionar el pliego de demandas de los movilizados. 


El asambleísta indígena puso un plazo de 24 horas a la Gobernación para que modifique el actual sistema de distribución de recursos. "El no ha sido rotundo y no atienden nuestras demandas. No existió diálogo y siempre lo dilataron. Se ha roto el diálogo", dijo Dorado en conferencia de prensa. 

Dijo que ellos permanecen en vigilia y advirtió que si en 24 horas el gobernador Costas no los atiende, las movilizaciones se reactivarán. 

 "Ayer esperamos a José Luis Parada, director de Hacienda de la Gobernación, a las 9:00, y recién apareció en la noche", se quejó. "Estaban jugando al cansancio, pero no lo lograron y aquí estamos", retó.

El legislador chiquitano denunció que existe corrupción al interior de la Gobernación porque se gasta el 72% de los recursos en administración y solo un 28% va a inversión.