La Unión Europea y Estados Unidos pidieron a Turquía respetar el estado de derecho en la investigación del fallido golpe de estado contra el presidente Recep Tayyip Erdogan, declaró este lunes en Bruselas el secretario de Estado estadounidense John Kerry.

"Llamamos firmemente al gobierno de Turquía a mantener la calma y la estabilidad en el país", declaró Kerry en una rueda de prensa.

"Llamamos también al gobierno de Turquía a respetar las instituciones democráticas de la nación y el estado de derecho", agregó tras reunirse con los ministros de Relaciones Exteriores de la UE.

Por su parte, la jefa de la diplomacia comunitaria, la italiana Federica Mogherini, advirtió que la introducción de la pena de muerte en Turquía terminaría con las negociaciones de incorporación a la UE.

"Ningún país se puede adherir a la UE si introduce la pena de muerte”, advirtió Mogherini, tras las declaraciones dadas por el presidente Erdogan. De igual manera el gobierno alemán, advirtió a Turquía sobre el restablecimiento de la pena de muerte.

Por otra parte, Kerry dijo que el gobierno turco debía presentar "pruebas" sobre la supuesta participación del predicador turco Fethullah Gülen en el golpe de estado. Gülen que actualmente reside en Estados Unidos, es acusado por el gobierno turco de ser el principal instigador.

Erdogan, acusó a Gülen de haber organizado el golpe de estado y solicitó a Estados Unidos que lo extradite.