Bolivia

POLÍTICA

Brigada suspende sesión por presión de activistas

El presidente de la brigada cruceña, Henry Cabrera, dijo que se canceló por seguridad; plataformas se ven fortalecidas

Rafael Veliz 25/9/2018 04:00

Escucha esta nota aquí

Como una victoria en la efeméride departamental celebraron ayer los activistas del 21-F la suspensión de la sesión de honor de la Brigada Departamental, que tenía prevista la condecoración de 36 instituciones y personalidades que aportaron al desarrollo de la región.

Los activistas se organizaron a través de las redes sociales, debido a que se especuló que el presidente en ejercicio, Álvaro García Linera, sería distinguido por la brigada cruceña, liderada por el oficialismo, lo que negó el presidente de la brigada parlamentaria, Henry Cabrera (MAS).

“Quisimos evitar darles excusas a los que quieren generar confrontación”, dijo Cabrera en alusión a las protestas previas ocurridas en los actos oficiales.

Alrededor de las 18:00 las sillas dispuestas para los invitados se fueron retirando y se desarmaron las tarimas. Entre los oradores, la agenda oficial contemplaba al historiador Nino Gandarillas y al presidente de la Sociedad de Estudios Geográficos e Históricos de Santa Cruz, Germán Carrasco.

La decisión fue celebrada por los activistas reunidos en torno al escenario instalado en la Manzana Uno. Para la vocera de la plataforma G21, Xiomara Klinsky, se debió a la presión ciudadana y fortalece aún más la protesta.

A las 18:30, el grupo de activistas se trasladó con cantos y agitando sus banderas hasta el atrio de la catedral, mientras los efectivos policiales apostados en la acera del frente de la calle Independencia se retiraron de manera paulatina.

Para el activista Federico Morón, el repliegue de las autoridades oficialistas es una “reivindicación simbólica” por lo ocurrido en la mañana, cuando la Policía impidió el ingreso a la plaza 24 de Septiembre. La entrega del Patujú en flor, la máxima condecoración de la brigada, queda pendiente hasta una nueva sesión, que Cabrera no descartó llevar a los barrios