Escucha esta nota aquí

 Al menos 21 personas murieron el miércoles en un ataque contra una universidad del noroeste de Pakistán reivindicado por una facción de los talibanes paquistaníes, la misma que perpetró una masacre contra una escuela de la región hace trece meses.

"El balance de muertos en el ataque terrorista se elevó a 21", dijo a la AFP el jefe de la policía regional Saeed Wazir, poco después del fin del ataque.

Los atacantes aprovecharon la espesa niebla matinal que envolvía la universidad de Bacha Khan en Charsadda, a 50 km de Peshawar, para lanzar el ataque.

Imágenes de la televisión mostraron a decenas de estudiantes huyendo de los disparos y de las explosiones provocadas por los atacantes pertenecientes a una facción de los talibanes.

"De golpe escuchamos disparos. Los terroristas fueron directamente a la residencia de varones. Creo que era su objetivo", dijo a la AFP Muhammad Daud, un estudiante de sociología de 22 años.

Las fuerzas de seguridad cercaron rápidamente la zona y desplegaron tropas especiales con blindados y helicópteros, al tiempo que afluían las ambulancias.

El operativo terminó hacia el mediodía, indicó Wazir, que no precisó si entre los 21 muertos estaban incluidos los cuatro atacantes que el ejército dijo haber abatido y los talibanes mencionaron en la reivindicación del ataque.

"En su mayoría, los estudiantes murieron baleados en la residencia para varones" del campus, precisó la fuente.

Hay "más de 30 heridos, entre ellos estudiantes, miembros del personal y guardias de seguridad", añadió Wazir.

El atentado fue condenado por el primer ministro paquistaní Nawaz Sharif y por su homólogo indio Narendra Modi.

Varios estudiantes rindieron homenaje a un profesor, Syed Hamid Hussain, que murió en el intento de proteger a sus estudiantes
?
.
"Salimos pero nuestro profesor de química nos aconsejó que nos quedáramos en el interior", contó Zahoor Ahmed, un estudiante de geología.

"Tenía una pistola en la mano y vi cómo lo alcanzó una bala. Dos atacantes disparaban a mansalva", agregó.

El establecimiento no había recibido ninguna amenaza específica "pero habíamos reforzado la seguridad en la universidad", dijo a la AFP Fazal Raheem Marwat, vicepresidente de la universidad.