Escucha esta nota aquí

La recuperación de la salud del cardenal Julio Terrazas depende de su estado nutricional y hasta ahora… ¡hay buenas noticias! Su organismo está aceptando la dieta que se la da vía sondas, ha informado Herland Vaca Díez, que formó parte del equipo médico que la noche del martes implantó un catéter en el cuerpo del religioso.

La preocupación por la salud de Terrazas comenzó el domingo cuando tuvo que ser ingresado en la clínica Urbarí por problemas renales y del corazón. A su vez, una junta médica determinó, el martes, que el prelado sea trasladado a la clínica Incor donde se le practicó una cirugía de implante de catéter de tenckhoff.

El equipo médico que estuvo a cargo de la intervención quirúrgica tuvo “muchas dificultades técnicas” pero el resultado fue positivo, dijo Vaca Díez. “El catéter está en buena dirección (…) El ingreso y egreso de los líquidos está fluyendo bien, eso nos alienta”, señaló en una conferencia de prensa a las 13:00 del miércoles.

Explicó también que al cardenal, de 79 años, se lo anestesió y sedó para que no sufriera. Además del implante de catéter se le reguló el marcapaso por lo que se espera que sea pronta su recuperación.