Escucha esta nota aquí

Las tres personas que sufrieron graves quemaduras tras la explosión de un ducto entre la estación de compresión de Caigua y Taquiperanda cerca de Villa Montes, accidente sucedido la pasada semana, serán trasladadas este sábado a Estados Unidos para recibir tratamiento especializado.

Los heridos se encontraban internados en la clínica Foianini, desde donde partirán en ambulancias hacia el aeropuerto de Viru Viru, según informaron fuentes de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

Filomena Subía, de 35 años; Jhoselin Franco Subía, de 6 años; Martín Franco Subía, de 11 años son los sobrevivientes del accidente que serán llevados al exterior. 

El pasado jueves falleció Deonicio Franco Méndez, de 41 años, que era el esposo de la mujer herida y padre de los dos menores de edad.

El daño en el ducto ocasionó una fuga de gas, seguida de un incendio que alcanzó a viviendas y al bosque, afectando sobre todo a una familia que vivía en el lugar.