Escucha esta nota aquí

Más de 2.000 migrantes murieron en lo que va del año al tratar de cruzar las aguas del Mediterráneo rumbo a Europa, un balance de víctimas que supera el del mismo periodo de 2014, cuando fallecieron 1.607 personas.

"Por desgracia, este fin de semana hemos alcanzado una cifra superior a los 2.000 migrantes y refugiados fallecidos" en 2015, declaró Itayi Virri, portavoz de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), en Ginebra.

La organización también indicó que desde enero llegaron unos 188.000 migrantes a Europa, sobre todo a Grecia e Italia, a través del Mediterráneo, y vaticinó que pronto se alcanzará la cifra simbólica de 200.000 personas.

Unos 97.000 migrantes y refugiados alcanzaron las costas italianas y cerca de 90.500 llegaron a Grecia.

Lee más: 400 inmigrantes desaparecidos tras naufragio

La ruta que lleva del norte de África a Italia fue la más mortífera con 1.930 fallecidos, frente a las 60 personas que murieron al intentar llegar a Grecia, generalmente desde Turquía. Esta diferencia se explica por la menor distancia entre las costas turcas y las islas griegas.

El deceso de 19 migrantes en el Canal de Sicilia el pasado fin de semana se sumó a este balance, precisó la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). 14 de esas personas -cuyos cuerpos fueron trasladados al puerto siciliano de Mesina- murieron de agotamiento y sed, después de que utilizaran el agua potable para enfriar el motor del barco en el que viajaban, según los testimonios recogidos por la organización.

Presión migratoria en Calais

Reino Unido es la meta de muchos de esos migrantes que intentan llegar hasta Calais, en el norte de Francia, para cruzar a Inglaterra desde allí, a pesar del amplio dispositivo policial en la zona.

La Policía francesa registró durante la madrugada del martes, 600 intentos de intrusión de migrantes en el Eurotúnel, cerca de Calais, y repelió a unos 400.

Según la OIM, entre 3.000 y 5.000 migrantes acampan en Calais, a la espera de encontrar una forma de atravesar el Canal de la Mancha.