Bolivia

La guerra de Santa Cruz

Humberto Vacaflor Hace 12/4/2017 12:46:00 AM

Escucha esta nota aquí

Aparte de las protestas surgidas contra el fallo del TCP que autoriza la elección indefinida de los actuales gobernantes, en Santa Cruz se está dando una guerra intensa aunque silenciada, o por lo menos disimulada.
Un ejército que avanza no a bordo de tanques de guerra, sino de volquetas de ripio, está ocupando el territorio de Santa Cruz, el departamento por el que pasa la ruta más corta, en línea recta, de Chapare a Brasil.

Hasta principios de este año, la Federación de Transporte de Santa Cruz protestaba contra la competencia de los volqueteros del Chapare que llevaban ripio de esa zona hasta la ciudad de Santa Cruz. Decían los transportistas cruceños que les parecía muy extraño que los volqueteros de Chapare (a 330 kilómetros de distancia) ofrezcan su arena a menor precio de la que ellos extraían del propio Piraí (20 kilómetros). Dejaban latente la sospecha de que había algún secreto en este negocio, algún ‘valor agregado’, que les permitía a los chapareños hacer este milagro económico.

Pero a mediados de este año, volqueteros de Santa Cruz, incluidos algunos de los que habían protestado, consiguieron que los chapareños les permitan participar en el negocio de transportar ‘ripio’ de Chapare hasta la capital oriental. Se sumaron a un negocio que antes habían calificado de extraño y sospechoso. Se hicieron socios.

Así se llegó a un acuerdo por el cual ambos sindicatos  han instalado puestos de control en los ingresos a la ciudad de Santa Cruz, que supuestamente deben impedir que ingrese más arena de Chapare de la convenida, pero que en realidad se aplica para impedir el ingreso de ripio de otras zonas, como Abapó, que todavía no han entrado en este arreglo. Uno de esos controles está muy cerca de la salida del aeropuerto de Viru Viru, con un letrero que dice: Puesto de control de ripio del Chapare.

Los volqueteros de Abapó protestan pero se encuentran con una muralla, la que conforman los puestos de control de los transportistas del Chapare y de Santa Cruz que se empeñan en que el ripio chapareño tenga el monopolio.
Se trata de una guerra de conquista, o de ocupación de un 
territorio. Una actividad económica poderosa avanza sobre Santa Cruz. Salvo que haya otras lecturas.