Escucha esta nota aquí

El exfiscal del caso Rózsa, Marcelo Soza, reveló este martes desde Brasil que existió un montaje de armamento en las intervenciones del Hotel Las Américas y el stand de Cotas en la Fexpo de la ciudad de Santa Cruz, versión que dio a EL DEBER el coronel Germán Cardona.

"Es un dato cierto, ya existían rumores dentro de la misma Policía de que el armamento que se encontró en el Hotel Las Américas y en el stand de Cotas había salido de un operativo anterior al caso Terrorismo", confirmó el exinvestigador a radio Erbol. 

Sostuvo que en repetidas ocasiones solicitó revisar las pruebas y tomar declaraciones a todos los efectivos que realizaron ambos operativos. "Estos detalles hacen ver que el coronel Cardona dice la verdad y el Gobierno va a tratar de desacreditar", agregó. 

Soza detalló que no lo dejaron investigar y estuvo "controlado" desde el ministerio de Gobierno. "Es evidente que se encontró bastante munición en el stand de Cotas, pero la mayoría corresponde al Ejército, pero no se encontró ningún arma que corresponda a ese calibre", reveló. 

El exfiscal, que tramita su refugio político en el vecino país, manifestó que "evidentemente hubo una situación de plantar evidencias y por eso no me convocaron para que yo intervenga en los operativos". 

Agregó que "las municiones estaban en cajas que dicen Cofadena, que pertenece al Ejército y esa munición pertenecía al Ejército (...) Había munición que no era compatible y traté de investigar, pero desde el Gobierno y la Policía nunca se me proporcionó información". 

Finalmente, Soza reveló que desde el Gobierno le pagaban a él y a los uniformados involucrados en las pesquisas. Se negó a revelar el monto que recibía como aliciente para su trabajo, pero admitió que era cuantioso. 

"Había gente en Santa Cruz involucrada en ese tema y por eso mataron a los extranjeros, por eso lo quisieron eliminar. Nos pagaban y se debe saber toda la verdad, no importa que yo muera. Estoy seguro que el presidente y el vicepresidente pagarán por esto", concluyó. 

Gobierno refuerza críticas a Cardona

El ministro de Defensa, Reymi Ferreira, reforzó la versión ofrecida por el ministro de Gobierno, Hugo Moldiz, en sentido de cuestionar la salud mental del coronel Germán Cardona, hoy tramitando refugio en España, después de revelar que las armas salieron de la Octava División del Ejército. 

"Ha presentado una demanda contra el Club Hípico y no conforme con eso, presenta una nueva demanda en febrero y en ella dice que ese proceso debe ser llevado en el secreto militar porque ahí se iban a entrenar las tropas para recuperar el mar. Eso parece de alguien que está alucinado", explicó la autoridad dentro de los antecedentes del oficial militar.

Entrevista de EL DEBER con el coronel Germán Cardona:,