Escucha esta nota aquí

Chile no cae en alarmismos frente a la demanda marítima y la estrategia de Bolivia en el contexto internacional, según dijo el Canciller de ese país, Heraldo Muñoz, después de la 48 cumbre del Mercado Común del Sur (Mercosur). 

"La política exterior de Chile no se agota en el tema de Bolivia, las cosas se hacen sin caer en alarmismos que no tienen fundamentos", aseveró la autoridad entrevistada por radio Cooperativa. 

Explicó que "hicimos el trabajo que hay que hacer" con los países miembros del Mercosur sobre la demanda marítima boliviana, destacando que no se hizo referencia al tema durante la cumbre de realizada la semana pasada en Brasil.

"Chile es miembro asociado, no es miembro pleno, y no hubo ninguna mención sobre la demanda marítima boliviana y eso fue porque hablamos con los miembros del Mercosur, hicimos el trabajo que hay que hacer siempre porque Evo Morales ha estado muy agresivo", agregó la autoridad chilena sobre la ausencia de Michelle Bachelet en la cita.

Muñoz ratificó que las palabras del Papa Francisco en Bolivia "tienen que ser tomadas con prudencia porque lo que hace es un llamado al diálogo, al entendimiento y eso más allá de los párrafos que pueden interpretarse de manera interesada".

En la víspera el primer mandatario boliviano informó que el colectivo argentino Madres de Plaza de Mayo inició una campaña internacional a favor de la causa marítima contra Chile. “Me han pedido autorización si podían hacer campaña, yo les dije métanle. Ya están en campaña", informó en un discurso en Villazón. 

Insulza insta a no exagerar
?

El chileno José Miguel Insulza, exsecretario general de la OEA, instó este lunes a sus compatriotas a no exagerar las reacciones frente a las declaraciones del papa o del presidente de Bolivia, Evo Morales, acerca de la demanda que ese país presentó contra Chile en la Corte de La Haya.

"Creo que hemos exagerado el tema y no es bueno exagerar", afirmó Insulza en declaraciones a radio ADN, en las que opinó que Evo Morales "ha cometido un error" al llevar el tema de la demanda marítima al Mercosur y presentarlo también frente al papa Francisco.

Insulza, que la semana pasada visitó Argentina y Uruguay como parte de la estrategia del Gobierno chileno para explicar en los países de la región la posición del país frente a la demanda, sostuvo que el papa "es bastante espontáneo, (pero) está preocupado de otras cosas".

"Creo que tampoco hay que pedirle que se convierta en un estadista ducho en temas internacionales", consideró.