Escucha esta nota aquí

En todos los eventos internacionales salta el tema marítimo. La inauguración del Encuentro Mundial de los Pueblos sobre Cambio Climático y Defensa de la Vida no fue la excepción. Casi tres centenares de chilenos estallaron en una ovación y luego gritaron “mar para Bolivia”, arenga que se contagió a todos los asistentes al acto inicial en Tiquipaya.

La cónsul de Bolivia en Santiago, Magdalena Cajías, manifestó: “Realmente la presencia chilena, de compañeros que provienen de distintas organizaciones sociales, de movimientos intelectuales, de representantes del pueblo Mapuche, que como se sabe lucha denodadamente sobre sus derechos, tenemos también de otros pueblos indígenas de Isla de Pascua, que incluso tuvo a un representante en la testera. Ellos tienen un interés muy grande en todo esto del cambio climático y la madre tierra”, fundamentó la diplomática.

La arenga de la delegación chilena de “Mar para Bolivia” se repitió por la noche, en el mismo coliseo, cuando se produjo otro acto, esta vez de bienvenida al Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon.
Magdalena Cajías precisó que los 300 chilenos llegaron al país por tierra: “Muestra esa voluntad e interés de estar y visitar nuestro país”.

Cajías no quiso hablar de su gestión en Santiago: “Me limito a destacar las gestiones que realizan las autoridades encargadas del proceso”.
“Solo quiero dejar claro que no es cierto que en Chile la mayoría de la gente está en contra de la demanda boliviana. Muchísima gente entiende la temática boliviana. El camino está abierto y seguramente seguiremos adelante y toda la gente que en Chile apoya nuestra solicitud, y con soberanía, pueda expresarse mejor”. Esa expresión fue destacada por el Gobierno