Escucha esta nota aquí

La Policía Federal de Brasil anunció este martes que investigará a 10 constructoras más por su supuesta implicación en el gran caso de corrupción que tiene en su eje a la petrolera estatal Petrobras, informaron fuentes oficiales.

Entre las nuevas empresas investigadas se encuentran Andrade Gutiérrez, la tercera mayor constructora del país, y la filial brasileña del conglomerado argentino Techint.

Además la Policía investigará a Setal, MPE, Alusa, Promon, Skanska, GDK, Schahin y a Carioca Christiani Nielsen, según el texto de la denuncia, firmado por el comisario Eduardo Mauat da Silva.

En la primera fase de la investigación la Policía indagó a siete de las mayores constructoras del país y arrestó a 36 de sus principales directivos por su supuesta implicación en el caso.

Las autoridades sospechan que las constructoras formaron un cártel para repartirse los contratos con Petrobras en los últimos años y elevar artificialmente los precios de los mismos.

El dinero de estos contratos y otros fondos de la petrolera estatal sirvió presuntamente para el pago de sobornos a políticos y a partidos oficialistas y de oposición.

No dañar la imagen de Petrobras por corrupción

Por otra parte, la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, defendió que se castigue a los responsables por el gran caso de corrupción en el seno de la petrolera estatal Petrobras sin perjudicar a la empresa, la mayor del país.

"Hay que castigar a las personas y no a las empresas, tenemos que castigar el delito. Tenemos que saber hacer eso sin perjudicar la economía", afirmó Rousseff en un discurso durante la primera reunión ministerial de su segundo mandato.

Rousseff abundó en que el combate a la corrupción "no puede suponer la destrucción de empresas privadas" y tener consecuencias en la creación de empleo y en el desarrollo del país.

"Tenemos que saber averiguar (las irregularidades) y castigar sin disminuir la importancia de Petrobras", manifestó Rousseff.

Implacable con la corrupción 

En su discurso de este martes, Rousseff dijo que su Gobierno será "implacable" con la corrupción y no transigirá "un sólo momento" en la falta de honestidad en el uso del dinero público.

"Voy a llegar al final de este mandato como al primero, diciendo que nunca un Gobierno combatió tanto la corrupción", afirmó la mandataria.

Rousseff pidió a sus ministros que enfrenten "con firmeza" cualquier irregularidad que detecten en sus gabinetes y recalcó que los brasileños "esperan un comportamiento íntegro" de los miembros del Gobierno.

Escándalo de corrupción

Según cálculos de la Fiscalía, en los últimos años fueron robados cerca de 10.000 millones de reales (cerca de 3.880 millones de dólares) de Petrobras, aunque las investigaciones siguen en curso.

En el marco de las investigaciones, han sido incriminados tres ejecutivos de Petrobras y directivos de siete grandes constructoras que firmaron contratos con la petrolera y que, supuestamente, inflaron artificialmente los precios de los mismos para alimentar la red de corrupción.

Debido a los escándalos, Petrobras está sufriendo dificultades para captar créditos en los mercados internacionales y sus acciones se han desplomado en la bolsa.

La compañía ha anunciado un corte de sus gastos para minimizar el impacto de los problemas de caja en los proyectos de exploración y extracción de crudo.