Escucha esta nota aquí

El Gobierno ataca a los médicos y alude que su movilización tiene afanes políticos, estrategias estadounidenses y les advierte que no admitirá que mantengan sus privilegios, mientras que los galenos radicalizan sus medidas, reforzando sus piquetes de huelga de hambre y realizando una marcha de teas en las calles de La Paz.

El sábado Morales dijo que la movilización que protagonizan los médicos en el país es netamente política y sigue una estrategia de Estados Unidos para incrementar conflictos; no obstante, reiteró que la convocatoria al diálogo con los galenos continúa abierta, siempre que depongan sus medidas de presión.

La marcha de mandiles blancos recorrió las calles del centro de La Paz. Alrededor de las 18:00, docentes y estudiantes de Odontología se adhirieron a la huelga de hambre y, luego de una misa, los dirigentes salieron con teas y pañuelos blancos a hacer un recorrido inédito en el país: una marcha en la víspera de Navidad.

El sector está movilizado hace más de un mes. Exige la abrogación del decreto supremo que crea la autoridad de supervisión y control  en salud y la derogación del artículo 205 de la ley del Código del Sistema Penal boliviano que establece sanciones para la negligencia profesional.

En Santa Cruz se mantiene el piquete de huelga y los médicos pasaron la Nochebuena en una vigilia, como una forma de demostrar al Gobierno que no van a levantar sus medidas hasta que puedan dialogar y ser escuchados por el presidente Evo Morales.

“Los médicos pasaremos estas fiestas volcados en las calles no solo luchando en contra de lo que consideramos la criminalización de nuestra profesión, sino por mejorar un sistema de salud ineficiente, que no es responsabilidad de los médicos, sino del Estado. Esperamos que el presidente abra los ojos a la realidad de la crisis de la salud y vea que no queremos canchas, edificios ni aviones, sino infraestructura y presupuesto para salud”, afirmó Erwin Viruez.

El Gobierno ratificó que los médicos buscan mantener privilegios con estas demandas, “y el Estado no promoverá la impunidad. La normativa seguirá vigente, hay 200 denuncias de negligencia médica al año. Debe existir un Estado que regule la actividad médica a través de una autoridad de fiscalización y que castigue la negligencia, no cederemos en eso”, explicó la senadora del MAS, Adriana Salvatierra.  

La vocera de la movilización, especialista de planta de la Caja Nacional de Salud, representante de los médicos de base y del Colegio Médico, Rosario Ruiz, manifestó que la protesta es la única manera de enfrentarse al poder económico del Gobierno, que gasta mucho dinero en spots para denigrar a los médicos.

“Tenemos propuestas específicas para el Gobierno. No son pequeños artículos o decretos que solucionarán nuestra situación. Proponemos hablar sobre la base de una nueva Ley General de Salud y de un Instituto de conciliación y arbitraje”, afirmó.

Explicó que la ley buscaría normar los cambios de un sistema de salud que está en crisis hace más de 100 años, y actualmente se basa en una reglamentación hecha por Hugo Banzer en un gobierno dictatorial. Mientras que el instituto de conciliación evitaría que el acto médico pase directamente y sea evaluado y penalizado por abogados y fiscales que no conocen nada del acto médico. “Pero para eso, debemos sentarnos a negociar”, apuntó.

-

Galenos dieron juguetes a niños de Guarayos

En los labios de varias decenas de niños se dibujó una tierna sonrisa tras haber recibido un juguete y  saboreado una rica torta con soda de parte de algunos médicos especialistas que están realizando su año de provincia en Ascensión de Guarayos. La obra de bien social fue encarada conjuntamente con la Red de Salud y el apoyo de la Radio La Misión.

“Hemos realizado un esfuerzo del que hemos recibido la mayor de las recompensas como es el ver dibujarse la sonrisa de estos niños”, coincidieron en señalar las profesionales Rosmery Morales, Kenia Ágreda y Yeraldine Delgadillo, luego de concluido el acto.

Este año, a diferencia de otros anteriores, pocas han sido las empresas e instituciones que han llegado hasta la población con presentes para los niños. /DA