Los reclusos de la cárcel cochabambina de San Sebastián lograron su objetivo: la destitución de un capitán y un cabo, luego de haber realizado un violento motín por más de cuatro horas este martes.

Según los reclusos, ambos custodios cometían actos de extorsión y maltrato en ese penal. Como parte del acuerdo, las autoridades de Régimen Penitenciario se comprometen a investigar las denuncias, según informa el diario Los Tiempos.

Desde las 7 de la mañana de este martes, los reclusos se subieron al techo de la cárcel desde donde lanzaron objetos en llamas al techo y fuera del penal.