Escucha esta nota aquí

La Europa League deja en el camino a varios clubes ilustres, entre ellos Milan, Borussia Dortmund y Athletic de Bilbao. A los tres equipos no les alcanzo en el resultado global.

La principal sorpresa de esta ronda fue el adiós del Borussia Dortmund, que abandona las competiciones europeas tras empatar 0-0 en Austria ante el Salzburgo, que había asestado un zarpazo importante en la ida al ganar 2-1 en Alemania.

También habían llegado muy heridos a la vuelta el Milan y el Athletic, los italianos tras caer 2-0 en San Siro ante el Arsenal y los españoles al ser superados por 3-1 en Marsella. En la vuelta volvieron a perder: 3-1 en Londres y 2-1 en Bilbao, consumando su eliminación.

En el Emirates Stadium, el Milan llegó a soñar en el inicio del partido, cuando Hakan Calhanoglu adelantó a los 'rossoneri' en el Emirates Stadium (minuto 35), pero luego los ingleses remontaron con un doblete de Danny Welbeck (39 de penal, 86) y un gol del suizo Granit Xhaka (71).

El triunfo de prestigio hace soñar al Arsenal con poder jugar la próxima temporada la Liga de Campeones, pese a que en la Premier League está en un discreto sexto puesto, muy lejos del objetivo del 'Top 4'. El campeón de la Europa League logra un billete para la próxima temporada de la Champions.

En el caso del Athletic Bilbao, la remontada nunca estuvo al alcance de la mano. El capitán del equipo francés, Dimitri Payet, abrió el marcador al transformar un penal (38), antes de que el argentino Lucas Ocampos marcara el 2-0 con un tiro ajustado al palo (52).

Iñaki Williams empujó a la red un balón suelto en el área pequeña (74) para hacer el gol del honor de su equipo, que finalizó con diez por la expulsión de Aritz Aduriz por doble amonestación. El partido finalizó a favor de Marsella 2-1.

Tampoco estará en los cuartos de final el Lyon, que no podrá por lo tanto jugar en mayo la final en su estadio. Perdió 3-2 en casa contra el CSKA Moscú, desperdiciando la ventaja 1-0 que se había traído de Rusia.

Lluvia de goles en Moscú 

Ajeno a esa caída de gigantes quedó el Atlético de Madrid, ya campeón de la Europa League en 2010 y 2012.

El equipo rojiblanco, segundo de la Liga española, se paseó en su viaje a Moscú con un 5-1 ante el Lokomotiv, que se sumó a la renta ya cómoda de 3-0 que había conseguido en el Metropolitano, para un abrumador global de 8-1.

El argentino Ángel Correa abrió el marcador con un disparo cruzado (16), pero sin tiempo para celebrarlo, Maciej Rybus soltó un tiro desde el borde del área para igualar (20).

Ya en la segunda parte, Saúl Ñíguez remató al primer toque un pase desde la izquierda de Filipe Luis para hacer el 2-1 (47) y Fernando Torres transformó un penal poniendo el 3-1 (65), antes de repetir solo en el área (70), mientras que Antoine Griezmann hizo el 5-1 (85).

Esta contundente victoria, tras el 3-0 de la ida en el Metropolitano, sólo puede verse empañada por la lesión de Filipe Luis, que tuvo que salir en camilla tras recibir un golpe en la parte posterior del tobillo.

Los otros equipos que estarán en el sorteo de los cuartos el viernes serán el Lazio, el Sporting de Lisboa y el RB Leipzig, que eliminaron respectivamente al Dinamo de Kiev ucraniano, el Viktoria Pilsen checo y el Zenit ruso.