Escucha esta nota aquí

Luego de sostener una reunión con dirigentes del transporte público urbano, la presidenta del Concejo Municipal, Angélica Sosa, comunicó que la restricción del acceso de micros a los mercados La Ramada y Los Pozos, de la zona céntrica, durante los fines de semana, alcanzará solo al 60% de los buses para no perjudicar al sector transporte ni a los usuarios.

El martes, el gobierno municipal anunció que los sábados y domingos las calles de acceso a dichos mercados serían cerradas a los buses para frenar la proliferación de comerciantes. Sin embargo, ayer, luego de la reunión con dirigentes del transporte, esa postura fue flexibilizada. Esta medida será aplicada para poner freno a los gremiales de la federación encabezada por Flores, que el fin de semana regresaron a vender a La Ramada. Argumentan que el actual asentamiento, en el garaje del minorista La Ramada, en la av. Moscú y séptimo anillo, no favorece sus ventas, pues se han venido a pique y aparentemente no tienen para pagar las cuotas a los bancos ni para el sustento familiar.