Escucha esta nota aquí

El Servicio Departamental de Salud (Sedes) hizo un balance anual de la gestión de epidemias en el departamento y concluyó que fue un año positivo en la atención del dengue, la chikunguña y el zica, del que aún no hay casos registrados en el país. 

"La gestión ha sido satisfactoria en sentido de que casi todas la epidemias, que en años anteriores nos afectaron bastante, han sido controladas", ponderó el director del Sedes, Joaquin Monasterio, en conferencia de prensa. 

El médico dijo que este año se ha reducido los casos de dengue con relación al 2014 aunque no dio cifras. Una enfermedad nueva fue el chikunguña, pero que no tuvo consecuencias fatales para la población. 

Monasterio explicó que el zica, que también es nueva y solo existe en Brasil, afecta a las mujeres embarazadas, quienes pueden transmitir a sus hijos y podrían provocar malformaciones congénitas.

"Existe la amenaza por el zica, un virus parecido al dengue y chikunguña y es transmitido por el Aedes aegypti. No la tenemos en Bolivia", indicó. 

Prevención

El Sedes alertó a la población de que el fenómeno de El Niño podría aumentar el riesgo del crecimiento de las epidemias e instó a destruir criaderos de mosquitos.

También recomendó a la población usar repelente, mosquiteros y todo medio para prevenirse de las picaduras de mosquito. Además, solicitó a la Alcaldía retirar las llantas tiradas en la ciudad. 

Cifras

El gerente de Epidemilogía del Sedes, Roberto Torrez, aclaró que este año no se registró ninguna muerte por chikunguña en el departamento. 

Los primeros tres casos de chikunguña, que fueron importados de otros países, se registraron entre junio y octubre de 2014. En 2015, los primeros casos se registraron en febrero y, entre mayo y junio se controló las enfermedades.

Este año, en el departamento cruceño, se reportaron 8.000 casos sospechosos de chikunguña y 1.081 se confirmaron, luego recibieron el tratamiento médico.