Escucha esta nota aquí

El ministerio de Defensa y el Comando General del Ejército negaron "taxativamente" la denuncia realizada por el coronel Germán Cardona, sobre el armamento que se encontró en el Hotel Las Américas y el stand de Cotas en el denominado "caso Terrorismo". 

"Hay que aclarar que el ministerio de Defensa no tiene ambulancias, y que cuando habla del informe ultrasecreto, no existe un informe sobre el traslado de armas, eso está en su cabeza. Es una denuncia falsa, él puede volver, tiene todas las garantías", explicó la autoridad.  

Señaló que las Fuerzas Armadas no actúan con discrecionalidad en el manejo de armamento y descartó por completo que se lo hubiera perseguido políticamente con procesos judiciales, simplemente disciplinarios por su comportamiento.  

"Él ha afirmado que se entregaron armas de la Octava División del Ejército al ministerio de Gobierno para que después sean presentadas como pruebas en el caso terrorismo, esa es una mentira burda en un tema muy delicado", precisó.

La autoridad detalló todas las actuaciones que el uniformado realizó en los cargos que ocupaba. Dijo que en muchas ocasiones adoptó un comportamiento lejano a lo normal y errático, al pretender recuperar "por la fuerza" el mar.  

"Es un comportamiento paranoico que trata de enlodar la credibilidad de las Fuerzas Armadas. Obviamente que no, una institucionalidad que esperamos que sea efectiva y no será parte de una cortina de humo porque en 2009 realmente intentaron dividir el país", explicó Ferreira. 

Los antecedentes del coronel

El coronel Germán Cardona en 2014 realizó un informe escrito en el que alegaba lo importante de recuperar el Club Hípico para recibir los caballos que compró el presidente por un valor de 15 millones de dólares, cuando costaban apenas tres millones de bolivianos.

"Se le hizo un sumario y se le sancionó dándole la letra B (...) Hizo una demanda para recuperar el Club Hípico que a su juicio era para entrenar las tropas y recuperar el mar. Pidió el secreto militar sobre el caso", precisó la autoridad.

Luego presentó dos denuncias, una contra el Comandante General por falsedad ideológica y otras dos contra altos mandos en Santa Cruz, ambas fueron denunciadas y depararon un segundo proceso contra Cardona, concluyendo con su baja.

"Da para suponer, pero yo no puedo afirmar (que está loco) y aunque existiera un informe médico no lo revelaría, pero no se olvide que al ser doctor en España, allá tiene otras posibilidades profesionales. Yo no quiero especular", explicó el ministro.

Sostuvo que entre los delitos cometidos por el uniformado está el de ausentarse del país sin permiso de su mando. Además se negó a recibir en dos ocasiones notificaciones para sumarios para que asista a declarar por dos comportamientos que tuvo y se expone a un retiro obligatorio y a un proceso en la justicia militar.