Escucha esta nota aquí

Trabajadores independientes y con salario mínimo nacional de 1.440 bolivianos pueden acceder a los créditos para la compra de vivienda social, según aseguró el viceministro de Pensiones y Servicios Financieros, Mario Guillén.

"El ingreso de la familia es de 2.880 bolivianos, menos los descuentos que nos hacen a todos los que trabajamos (dependientes), el líquido de esta familia son 2.514 bolivianos. Esta familia puede destinar 1.131 bolivianos al pago del crédito (...) y acceder a una vivienda que cueste 24.000 dólares", sostuvo el funcionario, según cita ABI.

La autoridad, en entrevista con la red de medios estatales, explicó que cada entidad bancaria diseña una oferta para la población y que dentro de esta se debe incluir a quienes ganan menos de ocho mil bolivianos. 

Los créditos son una modalidad de préstamo dispuesta por el Gobierno mediante la Ley N° 393 de Servicios Financieros. Es otorgado por las entidades financieras y está destinado a las familias que no cuentan con una vivienda propia; que requieren financiamiento para comprar una casa, departamento o un lote para vivienda.

"Nosotros lo que no le vamos a obligar a la banca es prestarle a la gente que no pueda pagar, pero si (una persona) demuestra su capacidad de pago, tiene su negocio, es cuentapropista puede acceder a un crédito y los bancos no pueden ir negando los créditos", agregó Guillén.

La proyección del Gobierno es beneficiar este año al menos a 15.000 familias que no tienen casa propia. Mediante el Decreto Supremo 1842, de 18 de diciembre de 2013, el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas estableció el régimen de tasas de interés máximas y mínimas.