Escucha esta nota aquí

Grecia hizo ayer una propuesta financiera a sus socios europeos, con concesiones, pero reiterando su oposición a la austeridad, la cual fue rechazada por el ministro de Finanzas de Alemania, antes de ser considerada un "punto de partida" por el vicecanciller germano. El Gobierno griego propuso, en una carta al Eurogrupo, una extensión por seis meses del "acuerdo de préstamo" europeo, periodo en el que se compromete a un equilibrio presupuestario, pero confirmó su rechazo a las medidas de austeridad.

La propuesta griega fue mal recibida por Alemania, primera economía de la zona euro. El Ministerio alemán de Finanzas consideró en un comunicado que "no es una propuesta de solución sustancial" y "no responde a los criterios" de la zona euro