Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

El juez mixto de Chimoré Leandro Díaz determinó enviar a la cárcel de San Sebastián, de modo preventivo, a Herbert Valencia y Elmer Lizarazu, los dos cocaleros que fueron detenidos por agredir al presidente Evo Morales en Shinahota, después de un ampliado que no logró definir al candidato del Movimiento Al Socialismo (MAS) en ese municipio.

La noche del martes y madrugada del miércoles tuvo lugar en la Federación Única de las Centrales Unidas una reunión muy caldeada, en la que participó el primer mandatario y de la que tuvo que salir escoltado, al existir una confrontación entre los propios cocaleros. 

Otros dos productores de la hoja verde fueron liberados ayer. Las bases amenazan con iniciar una huelga y protagonizar un bloqueo de caminos ante la presunta imposición de candidatos por parte de la dirección departamental del MAS. 

"Señor presidente, quiero que rectifique ese error de estas autoridades. Presidente, con todo corazón, jamás nosotros podemos mellar su dignidad y atentar contra su vida, nosotros somos constructores del instrumento, hemos trabajado, hemos marchado. Es un juicio político", dijo Lizarazu a radio PÍo XXII.

Conflicto

Los dos sindicados exigían que Lidia Poma sea postulada para alcaldesa de Shinahota por el MAS. 

El fiscal Grover Trujillo explicó que el juez Leandro Díaz halló indicios de responsabilidad en las dos personas y que existe el riesgo de que fuguen y obstaculicen la investigación del caso.

Los dos comunarios fueron sometidos a una audiencia cautelar por los cargos de asociación delictuosa e instigación pública a delinquir, entre otros.