Escucha esta nota aquí

Loapi es un virus que afecta a dispositivos Android y es multidisciplinar por lo que puede tener un impacto en varias funciones del teléfono.

Fue descubierto por la empresa de ciberseguridad Kaspersky Lab que asegura que hasta el momento los países de América Latina donde se ha registrado un mayor número de dispositivos contaminados son México, Brasil, Chile, Panamá y Perú. También se han denunciado algunos casos en Bolivia.

Loapi se propaga a través de anuncios que fingen ser antivirus o aplicaciones para adultos y tiene una arquitectura muy complicada.

Una vez instalado, solicita los derechos de administrador para hacerse con el control del aparato y así poder instalar módulos que afectan a distintas funciones del teléfono.

Las acciones maliciosas que puede realizar este virus son:

-Permite la recepción de publicidad invasiva.

-Controla los mensajes de texto.

-Te suscribe a servicios de pago mediante SMS sin dejar rastro.

-Permite llevar a cabo ataques DDoS que inundan un sitio con tráfico basura hasta que ya no puede recibir más visitas.

-Utiliza los recursos del teléfono tales como la energía y la conexión a internet para crear monero, una criptomoneda.

Superpoderes

Este complejo virus elimina también a sus enemigos

Si encuentra una aplicación dedicada a deshacerse del malware, te enviará mensajes falsos asegurando que la app tiene un software malicioso y te pedirá que la elimines. Si te niegas a hacerlo, incrementará el número de avisos hasta que la acabes borrando.

Durante unas pruebas para detectar la capacidad de ataque de este virus, Kaspersky Lab comprobó que también genera una carga de trabajo tan grande que el terminal se calienta y deforma la batería.

¿Cómo protegerse?

Cuando el teléfono está dañado es muy difícil eliminar el virus, advierte la compañía de seguridad.

Loapi tiene la capacidad de protegerse y tan pronto como intentes recuperar los derechos de administrador del terminal, el malware bloqueará la pantalla del dispositivo y cerrará la ventana.

Desde la tecnológica recomiendan tomar las siguientes acciones antes de que sea demasiado tarde:

Deshabilitar la opción que permite la instalación automática de aplicaciones.

Asegurarte de que tienes la última versión de tu sistema operativo. Las compañías los perfeccionan para reducir vulnerabilidades.

Si tu teléfono ya está comprometido, la empresa recomienda instalar un antivirus de una marca reconocida que te ofrezca garantías.