Escucha esta nota aquí

El pequeño Wilber Tapia Moppi, de un año y medio de edad, fue sedado debido a las quemaduras que sufrió en el incendio en el que sus hermanas Clara (4) y Yisel (2), perdieron la vida. María Moppi, madre de los menores, señaló que su bebé continúa bajo observación médica en el hospital de Niños Mario Ortiz.

Mientras tanto, en el barrio Integración del Norte del municipio de Warnes, donde ocurrió la desgracia ayer, a las 16:00, los cuerpos de las dos fallecidas son velados en casa de su bisabuela. Allí llegan familiares y vecinas para dar sus condolencias a los familiares.

A media cuadra, está la casa que la pareja de jóvenes alquilaba por Bs 250 al mes. En el patio están carbonizadas sus pocas peretenecias, un colchón, ropa, zapatos, algunos juguetes, peliculas y electrodomésticos.

Según Johnny Tapia, abuelo de las menores, el alcalde de Warnes, Mario Cronenbold, ha viabilizado la entrega de nichos en Integración del Norte II para el entierro de las niñas. También indicó que le comentaron que ese municipio construiría una casa para la joven pareja y el bebé, pero que esperarán que esa propuesta se concrete pues quedaron prácticamente en la calle.