Escucha esta nota aquí

Enfundada en un enterizo rosado, con un diseño de cerdita, así se la vio a la Miss Bolivia Mundo 2018 Vanessa Vargas que cumplió la promesa de ir al gimnasio en pijama, si ganaba una corona nacional.

La miss cumplió y realizó su rutina de ejercicios de forma normal vestida con ropa de dormir. La página oficial del Miss Cochabamba 2018 compartió un video de su reto y provocó muchas sonrisas en sus seguidores.

Vanessa consiguió el título que no obtenía la Llajta hace 11 años y nos representará en el Miss Mundo en diciembre, en China. 

La beldad tiene 22 años, mide 1,73 m y es estudiante de Arquitectura. Desde hace un año trabaja ayudando a los niños con cáncer, junto a la institución CáncerInfantil, que inspiró su propuesta en el Miss Bolivia y con el que obtuvo la banda de mejor proyecto de belleza con propósito.