El presidente Evo Morales acusó a Chile de jugar sucio con Bolivia, que aspira a la presidencia pro tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac). Dijo que algunas autoridades del vecino país "quieren vengarse" por la primera victoria en La Haya. 

"Chile ha inventado un candidato y cuál es la estrategia de Chile, que como Honduras no va a ceder, Bolivia no va a ceder, ah, que sea otro país, imagínense, esa es la jugada sucia de Chile", denunció el mandatario en conferencia de prensa. 

Conoce más: Gaspar habla de "fuertes discrepancias" en Bolivia

El primer mandatario explicó que en 2014 el país se ofreció y eso fue ratificado en 2015. A Bolivia le tocaría organizar la reunión entre Celac y la Unión Europea, aspecto que "no le gusta a Chile" y por eso apoya la candidatura de Honduras.

"Para Honduras no es fácil el tema de organizar una cumbre, ellos no están preparados. Nosotros nos hemos movilizado para el G77 (...) Eso no le gusta a Chile, yo sé que alguna autoridad de Chile no acepta, actúa rencorosamente, vengativamente. No acepta que Bolivia, tan despreciada por algunos grupos, haya ganado en La Haya", sostuvo. 

Lee también: Insulza critica a García por sus dichos sobre la Celac

En marzo se definirá el tema y Morales pidió a los cancilleres de los países miembros de la Celac que se den cuenta de la "jugada sucia" de Chile y rechazó las declaraciones del agente José Miguel Insulza, que advirtió la intención nacional de usar ese espacio para conseguir apoyo a la causa marítima. 

"Todos los países de la Celac son parte de la OEA y en la OEA se han sacado tantas resoluciones, hasta con firma del Canciller de Chile, de que Bolivia tiene que tener un corredor de acceso soberano sin ninguna compensación territorial y, por tanto, Celac ya expresó", dijo.