El clásico entre Aurora y Wilstermann tendrá un escenario inédito el 25 de febrero (15:00). Se jugará en el estadio Evo Morales, del municipio de Irvirgarzama, ubicado en la provincia Carrasco, del departamento de Cochabamba. "El trópico también es Cochabamba y esta gente merece ver el clásico", afirmó a DIEZ la noche de este viernes el presidente de Aurora, Jaime Cornejo.

El equipo del pueblo, que auspiciará de local, eligió este campo deportivo por un tema de seguridad y de aforo, según su presidente. "Jugaremos en este estadio porque acá nos brindarán más seguridad y porque tiene una mayor capacidad para los hinchas", agregó Cornejo. El Evo Morales puede albergar a unas 25.000 personas.

En este campo de juego se disputó un partido por la ex Copa Cine Center entre Enrique Happ y Petrolero del Chaco (0-0) en 2016, después fue escenario de compromisos locales y regionales. El clásico valluno se trasladará al trópico cochabambino porque el Félix Capriles, de la capital se encuentra en etapa de refacción.

Inspección

Juan Montaño, de la Liga, Enrique López de la televisión y Carlos Pradel, de la Comisión Técnica realizaron este viernes una inspección al estadio Evo Morales para ver a detalle si reúne las condiciones para albergar un partido de primera división. La segunda y definitiva visita se la realizará cuatro días antes del compromiso.

En esta primera inspección se observó el campo de juego, graderías, vestuarios para jugadores y árbitros, seguridad interna y externa, baños y duchas, que están en buenas condiciones; sin embargo, se pidió que se implemente cabinas de transmisión para las radios que llegarán hasta ese campo de juego.