Escucha esta nota aquí

Benedicto XVI, papa emérito, celebró este jueves su cumpleaños 88 en el Vaticano, al típico estilo de una fiesta bávara, con música y cerveza de la región de la que es originario. Francisco le dedicó también una palabras en su misa matinal en la capilla de Santa Marta.

La información que llega desde el viejo continente indica que el asesor cercano del actual papa festejó su honomástico a las puertas de su residencia, el convento Mater Ecclesiae, junto a un grupo de personas ataviadas con el traje típico de Alemania. 

Las imágenes, que fueron difundidas por la agencia católica Zenit, muestran a Benedicto firmando banderas del estado federado de Baviera. Francisco lo considera "el abuelo sabio que vive en casa", calificativo que le asignó varias ocasiones.

"Me gustaría recordar que hoy es el cumpleaños de papa Benedicto XVI. He ofrecido la misa a él e invito a rezar por él, para que el Señor le sostenga y le conceda gozo y felicidad", resaltó Francisco en declaraciones recogidas por Radio Vaticano.

Se trata del segundo cumpleaños que Benedicto XVI celebra en el Vaticano después de haber renunciado al Pontificado. Dos años antes, en 2013, cuando cumplió 86 años, ya había anunciado su renuncia pero se encontraba en Castelgandolfo, la histórica residencia estival de los papas.