Escucha esta nota aquí

El Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) cerró 2014 con un sabor agridulce. En la audiencia pública de rendición de cuenta, que se llevó a cabo en Santa Cruz, el director de la organización estatal, Jorge Gómez, reveló que en dicho periodo se superó la meta proyectada de saneamiento y titulación de tierra de 3.600.00 a 4.161.527 hectáreas, pero advirtió de que la continuidad de este proceso este año puede truncarse por el limitado presupuesto asignado, que apenas llega a Bs 66,8 millones, cuando se requieren Bs 143,2 anuales para garantizar el cese de este proceso hasta 2017.

Dio cuenta de que para concluir el saneamiento hasta este periodo se requiere un presupuesto anual de $us 35 millones. En la gestión pasada fue de $us 20 millones (Bs 140 millones) y que con la asignación de este monto es posible garantizar la conclusión hasta el 2017 del 100% de las mensuras en el país.

Este año el INRA tiene proyectado abarcar 3.535.773 hectáreas medidas, de las que prevén titular 3.500.000, que tocan a Chuquisaca, La Paz, Cochabamba, Oruro, Potosí, Tarija, Santa Cruz y Beni. En Pando concluyó el proceso de saneamiento.

En apego a las directrices de la agenda productiva nacional público-privada, Gómez señaló que en 2014 se sanearon y titularon 4.161.527 hectáreas en todo el país, para que este documento sirva de garantía a los agropecuarios del país para financiar proyectos productivos. Del global, Santa Cruz abarca 1,2 millones de hectáreas y 700.000 Beni.
Si bien el saneamiento está condicionado por presupuesto, el INRA anuncia que este año atacará con preferencia las zonas productivas de los valles, el altiplano y los llanos orientales, que abarcan el área pendiente de saneamiento -34,2 millones de hectáreas-.

Mediación sectorial
El líder de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb), Rodolfo Machaca, comprometió la mediación de este sector para buscar financiamiento, a fin de que el proceso de saneamiento siga ejecutándose con eficiencia